Nepal

Nepal – India I: vuelo a Kathmandu, plaza Durbar y templo Swayambhunath 3


Comienza nuestra aventura en el subcontinente indio, Kathmandu nos espera.. Tomamos el cómodo avión de la Turkish Airlines en Barajas a las 12.30 de la mañana y ponemos rumbo a Estambul. La atención de la aerolínea genial, el avión enorme y cómodo, comida y bebida constantemente hasta que comienzan las malas noticias..

Nepal

Antes de llegar a Estambul tenemos bastantes turbulencias, el vuelo se retrasa en el aterrizaje, damos bastantes vueltas en el aire antes de por fin descender y cuando lo hacemos, no es precisamente un aterrizaje cómodo. Hay muchísimo aire y no se ve nada, pero el piloto consigue aterrizar el avión llegando a gran velocidad. Una vez salimos del avión, vemos que tenemos algo menos de 2 horas para tomar el siguiente vuelo, así que no debería haber problemas pero cuando miramos las pantallas de las terminales… Delayed, delayed, cancelled, delayed, cancelled, delayed, delayed, cancelled…

Sí, debido al tiempo malísimo se estaban retrasando todos los vuelos y cancelando muchísimos de ellos, así que en la sala de espera de las terminales estábamos un grupo enorme de gente esperando a ver si se podía tomar aire. Vimos que los vuelos que iban hacia nuestra zona (Delhi, Mumbay, Pakistan..) no estaban cancelados, aunque si retrasados todos hora y media o dos horas. Nuestro vuelo no ponía nada, era de los únicos que no ponía ni cancelado ni retrasado ni embarcando… y 10 minutos antes de la hora oficial de despegue del avión (20.25) sale el cartel de embarcando a Kathmandú y somos los únicos de todo el enorme aeropuerto de Estambul que vamos a volar en hora :) .

Nepal

Despegamos en el enorme avión y sin problemas (bueno con los típicos problemas de “dormir” en un avión) llegamos a la capital de Nepal, donde tras otras 5 o 6 vueltas, conseguimos aterrizar, poco antes de las 8 de la mañana, con casi una hora de retraso el día 2 de Febrero de 2015 (poco más de 2 meses antes del terrible terremoto).

Nepal

Nos bajamos del avión en el minúsculo aeropuerto internacional y entramos en la terminal, donde nos pusimos a la cola para rellenar el Visado de entrada a Nepal. Hay que rellenar una serie de hojas con las cosas típicas (nombre, número pasaporte, caducidad, días estancia, lugar de estancia, etc..), pagamos 20€ (o en dólares, aunque ahora ya están a la par) y dimos una foto. También se puede hacer en unas maquinitas que hay, aunque estaban ya ocupadas así que fuimos directos a la cola con el papel que hay a la entrada.

Kathmandu

Nepal

Una vez salimos del aeropuerto (que lo recorremos en 3 minutos yendo despacio), nos estaba esperando Dharma y un chófer para llevarnos a su casa, el Asmita Bed & Breakfast, uno de los lugares en los que nos hemos sentidos más cómodos y a gusto. Él esperó a pesar del retraso y nos llevó a la habitación, que además nos dio una superior al no haber gente. Nos puso unos collares de bienvenida y respondió a cualquiera de nuestras preguntas, antes de salir a recorrer la capital nepalí.

Nepal kathmandu

Salimos del hostal, al norte de Thamel y comenzamos a atravesar la calle llena de tiendas y mercados en dirección sur, disfrutando y asimilando todo lo que veíamos y sentíamos.

Nepal

No había mucha gente ni demasiado tráfico, cosa que nos sorprendió después de todo lo que habíamos leído. Tampoco había contaminación en el aire pues se veía todo estupendamente, aunque de la polución al respirar, con toda la arena que hay suelta, no nos pudimos escapar.

Nepal

De camino a la Plaza Durbar, en cada callejuela alrededor de Thamel uno puede encontrarse con pequeños templos, pagodas, estupas.. Y numerosos lugares de cambio, por lo que cambiamos los primeros euros por rupias nepalíes.

Nepal

Para entrar a la Plaza Durbar de Kathmanu, hay que pagar 750 rupias. Si uno va a ir más de una vez, conviene llevar una fotografía, pues te hacen un carnet con ella y puedes entrar las veces que quieras los próximos días. Y.. ¿uno puedo colarse? Pues está vigilada por gente que si ve que no has pagado te manda a pagar, pero no siempre están ni en todos los lados, por lo que dependerá del momento en que llegues, del lugar de entrada y del tiempo y ganas que tengas para intentar no pagar el abusivo precio de su entrada.

Nepal

Eso sí, entrar (de una manera u otra) es totalmente imprescindible. Un lugar precioso lleno de templos y también de gente local sentados pasando el día sobre ellos.

Nepal

Dentro de la plaza hay muchísimos templos. El Templo de Shiva, Bhagwati, Saraswati, Krishna, Kal Bhairava, Mahendreswar, Indrapur, Vishnu, el Palacio Kumari, Santurario Ashok Binayak, la torre de Basantapur..

Nepal
Nepal

Después de esta visita a la Plaza Durbar, volvimos a tomar Thamel dirección norte y paramos a comer en el Western Taandori, uno de los sitios más cutres, más baratos y de los que mejor hemos comido en todos nuestros viajes.

Nepal

Comimos los 2 por 345 rupias (poco más de 3€), el pan más rico que hemos probado, un plain naan hecho allí mismo delante nuestro, chicken naan que es el propio pan relleno de pollo (picaaaaante), un chicken curry riquísimo, 2 cocacolas y una botella de agua.

Nepal

Después de comer, bien llenos y muy cansados por culpa del Jet Lag, hicimos una cosa que no nos gusta nada hacer, pero que no nos quedaba más remedio pues no habíamos pegado ojo en toda la noche, echarnos la siesta un rato. Dormimos de lujo en el Asmita y salimos a conocer más Katmandú.

Nepal

Después de comprar el magnífico repelente Odomos, tomamos un taxi por 220 rupias para ir a Swayambhunath, conocido también como el templo de los monos.

Nepal

La entrada al Templo es de 200 rupias, aunque también se puede “entrar” según se sube al principio a la derecha, que suele ser un lugar de bajada y se llega a la parte de atrás, y que normalmente está abierto, pero puede ser que haya gente vigilando o que esté vallado.

Nepal

Es un antiguo complejo religioso en lo más alto de una colina, muy sagrado entre los budistas que realizan peregrinación y reverenciado también por los hinduistas.

Nepal

Las vistas desde los alrededores de la estupa son fantásticos, pudiendo ver todo Kathmandú a tus pies. Eso sí, suele ser difícil de ver bien por culpa de la contaminación, pero nosotros tuvimos suerte y pudimos apreciarlo todo ya que ese día se veía genial.

Nepal

Nepal

Dimos vueltas y vueltas al complejo, disfrutamos de las vistas, de su gente, de sus niños y por supuesto de los monos. Eso sí, cuidadín que como te vean con comida o con algo que puedan quitarte, no se andan con chiquitas que ellos son los dueños y señores del lugar.

Nepal

Nepal

Precioso lugar en el que nos relajamos y donde corría un maravillo airecito al estar en las alturas, hasta que decidimos bajar de nuevo por aquellas laaargas escaleras.

Nepal

Una vez abajo regateamos otro taxi para que nos llevara por 250 rupias hasta la propia plaza Durbar, ya que era demasiado tarde para ir a otros sitios y como estábamos cansados del viaje, así terminábamos de verla bien.

Nepal

Allí estuvimos otro buen rato, de templo en templo, sentándonos con la gente local y viendo el atardecer hasta que decidimos que era la hora de volver hacia Thamel para cenar algo por allí.

Nepal

Nepal

De camino atravesamos mercados, puestos, cientos de tiendecitas en las calles, y muchos templos y santuarios, como el dedicado al “dentista” para cuando se tienen problemas con los dientes.

Nepal

Y finalmente para cenar decidimos darnos un “homenaje” por lo bien que estaba saliendo todo y fuimos a cenar al Pilgrims 24 que habíamos leído muy buenas críticas en tripadvisor y nos pillaba de camino. Tiene una atmósfera genial, más oscuro, pudiéndote tumbar, con buena música y un servicio excelente ya que eran relmente majos. Eso sí, este sitio es más caro, pero bueno, nos salió por 1080 rupias la cena, que acabamos realmente llenos con 10 momos de diferentes estilos, varios panes “naan”, platos de arroz, una pizza de yak y la bebida.

Nepal

Y de allí a descansar bien al Asmita, que había sido un día agotador con el vuelo y mañana tocaba seguir explorando Kathmandú y sus alrededores.

Haz clic aquí para ver nuestra siguiente etapa: “Nepal II: Patan, Boudhanath y Kathmandu”.

Haz clic aquí para ver todas nuestras fotos de Nepal.

¡Compártelo!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 ideas sobre “Nepal – India I: vuelo a Kathmandu, plaza Durbar y templo Swayambhunath

  • Carlos Casado

    Bueno Óscar, voy aseguir tu historia… :-) no tardes!!!!

    ¿Sabes si Dharma del Asmita Bed & Breakfast habla español? ¿Crees que sería una buena opción como guía para trekking de varios días? He leido en su web que es guía de trek.
    Sé que habéis estado bien en el Asmita ¿lo sigues recomendando por localización y calidad/precio? ¿Por dónde reservaste con ellos, se negocia su habitación, cuánto te costó?

    Saludos

    • Oscar (unavidadeviaje.com) Autor

      Buenas Carlos!! La página del Asmita es esta: http://www.asmitarooms.com/ Puedes ver en tripadvisor que las opiniones son todas buenísimas. Él hace algunos trek, tu escríbele que en la web sale el mail y te contesta a todo y en seguida. El era un buenísimo alpinista que se quedó atrapado un montón de horas a más de 8mil metros y se le congelaron las manos, pero le consiguieron salvar operándole en Barcelona. Es majísimo al igual que su familia, ayuda en todo, con lo del terremoto ha estado continuamente ayudando a su pueblo, etc. Eso sí, español no habla aunque la casa está llena de guías, lonelys planet en español y recuerdos de aquí. Es como una gran familia, nosotros volvimos encantados. Preguntale lo que necesites, igual si el no puede te encuentra lo que quieras, pero ahí ya no sé, porque solo cogimos la habitación (enoorme) con el rico desayuno que te hace su mujer. Los precios vienen en la web, a nosotros nos dio una habitación mejor de la que contratamos porque no había gente y nos recogió en el aeropuerto. Saludos!!