Lamai Samui

Koh Samui: Lamai y Chaweng 1


Nos levantamos después de dormir muy bien en nuestro bungalow, hoy tocaban las playas de Koh Samui y el día estaba como el del día anterior en Samui, sol y nubes y temperatura agradable (calurosa, pero para nosotros ya acostumbrados era bastante agradable).

Salimos del bungalow del Chalala y nos dimos unas vueltas por la playa de Chaweng, que si ayer había poca gente, hoy a las 10 de la mañana estábamos prácticamente solos. Estuvimos un ratoo, un baño y salimos hacia la calle principal.

Samui

Allí esperamos que pasase una furgoneta que nos llevase hacia otra playa, pero sólo había caros taxis. Fuimos caminando y caminando por la calle viendo los puestecitos y tiendas hasta que por fin apareció una de las furgonetas rojas. Nos pedía 200b aunque conseguimos rebajar un poco a 130b para que nos llevase a nuestro objetivo, la playa de Lamai, en la cual el conductor nos dejó en la esquina de más arriba.

Samui

Esta playa nos gustó más que Chaweng, cubría más, había algo más de oleaje y el agua estaba más “fría”, lo cual agradecimos.

Samui

Muy poquita gente aquí también, algún vendedor, nos dimos unos baños por aquí, otros baños por allá, nos comimos unas cuantas cosas que habíamos traído del 7eleven junto con algo de los bares de los hoteles pegados a la playa y andamos y andamos hacia el sur.

Samui

Nos gustó la playa y aunque no tiene la arena tan fina y blanca como la de Chaweng ni la música a toda pastilla de sus animados bares, tiene una serie de rocas muy características. Unas a mitad de playa y otras, las más conocidas en su extremo sur.

Samui

Nosotros nos pateamos la playa de norte a sur y aunque el cielo estaba lleno de nubes, no hacía un calor exagerado y nos echamos bastante crema, nos quemamos cual guiris. Bueno eso no lo notamos todavía allí, pues primero contemplamos las rocas del extremo sur, las famosas rocas del Abuelo y de la Abuela.

Samui

Estas rocas, tienen un gran parecido cada una con ciertas partes del cuerpo del ser humano y a los tailandeses les hacen mucha gracia. 😆

Samui

Esta zona está llena de puestecitos de souvenirs, postales, comida… Nosotros nos tomamos unos helados, unas bebidas, y algo de picoteo para comer y salimos en busca de otra furgoneta que nos llevara a nuestro hotel. Eran las 4 de la tarde más o menos y no pasaba ni una!! Había algún taxi pero nos quería cobrar una barbaridad por llevarnos, así que nos quedamos allí esperando hasta que por fin pasó una furgoneta llena de locales que nos llevó por 200b, éste no regateaba nada, pero bueno tampoco estaba muy mal teniendo en cuenta que estábamos en la parte más al sur de la playa y nos dirigíamos a la parte más al norte de Chaweng, y que los taxistas nos pedían más del triple.

Samui

En el viaje pudimos comprobar una de las costumbres de sus gentes y que tanto nos llama la atención y nos gusta, que es hacer cosas sin un sentido normal para nosotros. Una señora por ejemplo que venía de la compra le iba diciendo sitios al conductor y éste disminuía la velocidad en algún momento mientras la señora mayor tiraba una bolsa de la compra hacia una determinada casa, y así varias veces.
También había otra señora que hablaba sin parar con todos los de la furgoneta, incluidos nosotros, aunque nadie la contestaba y también hicimos este viaje junto con un Ladyboy, aunque la pobre no debía tener mucho dinero para tratamientos porque parecía más un chico que muchos hombres.

Samui

Y llegamos al bungalow para descansar un rato, cuando de repente comenzamos a notar como la piel empieza a abrasarnos, un dolor exagerado que comenzó en nosotros 2 a la vez y que saltamos como un resorte ambos para ir a comprar after Sun en el 7eleven de al lado del bungalow (tardábamos como 15 segundos a paso lento en llegar desde la puerta del bungalow a nuestra amada tienda, no fuimos veces ni nada esos días 😈 ). Pues menudo quemazo nos pegamos, hasta el último día en Bangkok estuvimos con las quemaduras, y nosotros riéndonos de los guiris rojos el primer día… 😳

En fin, salimos a cenar, hoy nos apetecía pasta después de tanta rica comida tailandesa y nos metimos a uno en pleno centro de Chaweng donde nos comimos unos spaguettis muy ricos, con la bebida por 350b los dos.

Samui

Hicimos alguna compra entre tanto puestecito, ideal para regalos, y fuimos de agencia en agencia para comprar los billetes de ferry hacia Koh Phangan. Al final lo compramos en una en el centro que nos dio mejor impresión, los precios eran casi iguales en todas, solo que en unos ofrecían unas compañías y horarios y en otros otras. Nosotros elegimos la empresa Seatran Discovery pues era la más barata de todas, la que mejor horario tenía para nuestros intereses y además, la que tenía el puerto más cerca de nuestro hotel. Pagamos 800b por los 2 billetes incluyendo el servicio de pickup al hotel, saliendo el barco a las 13.30.

Y fuimos a descansar que mañana iba a ser un día muuuuuuuy largo: playa, ferry, descubrir una nueva isla y por la noche….. Half Moon Party!! (Si es que hay, que recordemos que estamos con Golpe de Estado y toque de queda… )

¡Compártelo!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Koh Samui: Lamai y Chaweng