Plaza Heroes Budapest

Navidades en Budapest (V): ruta Pest, Parlamento, Balneario, Plaza Heroes.. 3


Nos levantamos, desayunamos y nos pusimos a andar rumbo al parlamento, pues hoy teníamos reservada la visita a las 10.30, la cual cogimos por Internet justo antes de realizar pues sino las mejores horas del grupo en español suelen llenarse (6€).

Budapest

De camino, pasamos por la Plaza de la Libertad, Szabadsag ter, en la que se encuentran numerosos edificios antiguos que rodean al monumento en conmemoración de la ocupación soviética que expulsó a los alemanes.

Budapest

Y también vimos varias estatuas famosas de la ciudad, las del presidente americano Ronald Reagan y la del oficial americano Harry Hill Bandholtz.

Budapest

Y según se sale de la plaza en dirección al Parlamento, como no podía ser menos en esta ciudad llena de estatuas nos encontramos esta vez con Imre Nagy, el primer ministro reformista de la ciudad.

Budapest

Y llegamos a la plaza del Parlamento, plaza que estaba completamente levantada por las obras. El Parlamento no estaba en remodelación por lo que no fastidiaba las vistas, pero de la plaza poco quedaba, por lo que la entrada era un poco caótica con tanta valla, pero cuando llegamos nos dijeron de esperar unos minutos y cuando llegó la hora del grupo en español y en italiano nos abrieron la valla para acercarnos a la puerta del Parlamento.

Budapest

La verdad es que esperamos más de la cuenta. Entraron primero los italianos y cuando por fin entramos los del pequeño grupo en español habían pasado ya casi 20 minutos con respecto al horario de inicio..

Budapest

No os destriparemos la visita, pero aunque la guía española era bastante seca y contaba lo justo, que entramos super tarde y la visita fue muy corta y que ahora hay que pagar 6€ (para los ciudadanos EU), decir que merece mucho la pena. La escalinata de la entrada, las salas por las que se pasa, la sala de la cúpula, el cambio de guardia, la famosísima Corona de San Esteban con su cruz torcida, el salón de la Asamblea Nacional.. Cada rincón del edificio está plagado de detalles, es una visita imprescindible.

Budapest
Budapest

Una vez salimos, fuimos en busca del monumento de los Zapatos en el Danubio, pero estaban todos los alrededores a la plaza levantados y vallados y no había manera de llegar desde esa zona, por lo que decidimos dejarlo para el día siguiente y ahora ir en busca de la avenida más emblemática de Budapest, la Avenida Andrássy con origen en 1872 y Patrimonio de la Humanidad.

Budapest

En el camino, aprovechamos a comer cerca de una de los lugares más importantes de la avenida, la Ópera Nacional de Hungría con una de las mejores acústicas del mundo o pasar de nuevo por la Basílica, lugar por el que acabamos pasando una y otra vez camino a casi cualquier sitio.

Budapest

Siguiendo por la avenida, se puede apreciar fácilmente la llamativa Casa del Terror o Terror Haza, edificio que sirvió de cuartel general de la policía secreta AVH y que actualmente es un museo que recoge los crímenes cometidos durante los regímenes fascistas y comunistas en Hungría y conmemora a sus víctimas.

Budapest
Budapest

Continuamos caminando por la avenida y aunque mucha gente coja el metro directamente hasta la plaza de los Hérores, conviene al menos hacer un viaje caminando porque se ven casas y palacios neorrenacentistas, edificios con preciosas fachadas, algunos realmente antiguos, otros renovados, esculturas, tiendas de moda, etc.

Budapest

Y el fin de la avenida es otro lugar mágico, la Plaza de los Héroes o Hosok Tere. En el centro se encuentra el Memorial del Milenio y en las hileras de columnas, personajes históricos húngaros.

Budapest

Estuvimos un buen rato contemplando cada estatua, cada pilar, cada columna de la plaza, realmente impresionante para observar detenidamente.

Budapest
Budapest

Después de un buen rato contemplando las estatuas tan bien realizadas, continuamos hacia nuestro gran destino, el Balneario Szechenyi para que no se nos hiciera tarde. Pasamos en el camino por una enorme pista de hielo que estaban montando junto al Castillo de Vajdahunyad.

Budapest

Teníamos algunas dudas de cómo serían las termas en pleno invierno, pero una vez estado allí, debemos decir que es algo para recordar, una visita imprescindible, no se puede ir a Budapest sin pasar por este Balneario, sobretodo si es en invierno.

Budapest

Pagamos la entrada (4100 HUF, una con cabina a 4600), nos dieron la pulsera, nos cambiamos en la cabina, todo limpio y se estaba cómodo de temperatura dentro del balneario por el pasillo, pero ahora tocaba lo más duro, ¡¡salir en bañador a la calle!! Estábamos a esa hora a 1º o 2º y la piscina sin estar demasiado lejos implica 15 segundos corriendo, dejar las chanclas y la toalla rápidamente y meterte. Y así lo hicimos nosotros y todo el mundo. Bastante divertido ver correr a la gente para entrar y salir, pero nada que impida no visitarlo y una vez entras, a 38º es una GOZADA.

Budapest

Nos divertimos muchísimo, descansamos, nos relajamos, nos dejamos llevar por la corriente en la piscina circular a toda pastilla, nos sentamos en la zona de jacuzzi con burbujas, cascadas y todos los chorros de agua caliente. Además, aunque había gente, no había nada comparado a lo que puede haber en verano, así que disfrutamos tranquilamente.

Budapest

Ya era bastante de noche, y la sensación de estar en la piscina a 38º y que afuera haya menos de 0º, que se haga de noche completamente y que todos los vapores del agua casi no dejen ver a pocos metros, es indescriptible.

Budapest

Cuando por fin salimos, nos secamos y nos cambiamos y nos acercamos al Castillo de Vajdahunyad, que es una copia en parte del famoso castillo de Transilvania.

Budapest
Budapest

También merece mucho la pena recorrer ese lado del parque, el castillo es muy bonito, así como una iglesia en el interior del parque o algunas de sus estatuas.

Budapest
Budapest

Una de esas estatuas, la estatua del Anónimo, es una imagen muy conocida, de un cronista del siglo XII y autor de los primeros libros históricos sobre los antiguos húngaros. Hay una creencia de que tocar el lápiz te trae buena suerte.

Budapest

Al salir de allí y camino de la Plaza, nos paramos un rato a admirar la enorme pista de hielo, en la que patinaba mucha gente y nos tentó, pero al final decidimos que después del relax termal, mejor volver tranquilamente hacia el apartamento y no dedicarnos a rebozarnos por la nieve que a mí lo de patinar no se me da demasiado bien :roll: .

Budapest

Una vez en la Plaza de los Héroes, volvimos a admirar sus figuras cargadas de emoción, nos hicimos muchas fotos y nos pusimos a andar tranquilamente por la avenida totalmente iluminada con luces navideñas.

Budapest

Y comenzamos a andar de vuelta a nuestra zona, toda la avenida de nuevo, esta vez con toda la iluminación navideña de sus árboles. Una buena cena, un paseo en el camino por los puestos como todas las noches y nos despedimos de un maravilloso día, lleno de visitas imprescindibles, en el que nos lo habíamos pasado realmente bien.

Budapest

¡Compártelo!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 ideas sobre “Navidades en Budapest (V): ruta Pest, Parlamento, Balneario, Plaza Heroes..

  • Laura (dondemellevenmispasos)

    Me ha venido genial leer este viaje! Estamos pensando viajar a Budapest en el puente de diciembre y no sé por qué me echa un poco atrás el tema del frío. Hemos viajado en enero y febrero a Londres, Holanda, Bélgica, (vamos que estamos acostumbrados), pero no sé, me da la sensación de que Budapest tiene que ser un clima mas frío aún y por eso no me termino de decidir. A ver si nos decidimos porque a parte de eso, la ciudad creo que me va a encantar y por precios es la que va primera en la lista.
    Por cierto! No sé si al final viajásteis a la Alsacia pero os lo recomiendo! Nosotros estuvimos viendo los mercados de Navidad el año pasado y es una zona preciosa!
    Si al final viajamos a Budapest volveré por aquí seguro a tomar notas! Un saludito y gracias por compartir el viaje!

  • Oscar (unavidadeviaje.com) Autor

    Hola!! Nosotros pasamos mucho frío, pero muy bien abrigados y en modo cebolla (a capitas) fue soportable e incluso gracioso. Además es una ciudad muy bonita de ver en invierno, sus mercadillos callejeros y por supuesto las termas!! Yo me animaría sin duda, este diciembre al final nosotros estuvimos en Estambul, y sin hacer para nada tanto frío como en Budapest, era un frío más “antipático”, así que sin duda os recomiendo Budapest en invierno, a nosotros nos encantó y tenemos un recuerdo genial!!
    La Alsacia sigue en la agenda, pero como solemos saber vacas, decidir e irnos con unas 3 semanas de antelación (o menos..), por allí suele estar toodo cogido antes y tarde los precios son desorbitados, pero apuntada está! jeje.

    Saludos y cualquier cosa ya sabéis!!