Boudhanath

Nepal – India II: Patan, Boudhanath y Kathmandu 5


Dormimos genial en nuestra habitación del Asmita y salimos a la calle, donde aprovechamos a cambiar algo de dinero para el día de hoy en el que teníamos programado ver Patan, Boudhanath y lo que nos diera tiempo del centro de Kathmandu. Salimos a coger un taxi para ir a Patan. Por la mañana había muy poquita gente, preguntamos a un taxi, 600 rupias, regateamos y no bajaba de 500 así que seguimos y en el siguiente lo bajamos a 300 rps. Como no había mucho más a esa hora, nos montamos y allí que fuimos en los minitaxis nepalíes, por sus carreteras dando botes y contemplando la conducción suicida de sus gentes.

Patan Nepal

Patan

El taxista nos dejó en la blanca puerta de entrada sur, la más cercana a Kathmandú, conocida como Patan Dhoka. Allí según te bajan se te acerca la gente para que compres el ticket. Es muy difícil entrar a Patan sin el ticket, pues a pesar de esta entrada, luego en la Plaza Durbar hay varios vigilando y nos preguntaron un par de veces si lo teníamos. Nos costó 500 rupias por cabeza.

Patan Nepal
Patan Nepal

Desde allí a la plaza central se va callejeando por una serie de interesantes calles, edificios anqtiquísimos, pequeños templos, algún mercado y según se llega a la Plaza Durbar, cada vez más gente.

Patan Nepal
Patan Nepal

La Plaza Durbar de Patan es una de las más bonitas de Nepal, es Patrimonio de la Humanidad. En el valle se encuentran 3 plazas durbar, la de Kathmandú, la de Bhaktapur y la de Patan, ciudad que antes se conocía como Lalitpur, una de las más antiguas de todo Nepal.

Patan Nepal

En ella, entre tanto templo, destacan el precioso Templo de Krishna de 1637, el Templo de Bhimsen de 1680 con sus clásicos tejados nepalíes, el Templo Taleju Bhawani de 1660 o el Templo Vishwanath de 1627 y dedicado a Shiva. Maravillosos todos.

Patan Nepal
Patan Nepal
Patan Nepal
Patan Nepal

En esta plaza se está realmente a gusto, te puedes pasar horas sentado en sus diferentes templos, contemplarlos detenidamente, ver la vida pasar, ver a los jóvenes que salen del colegio y van allí a descansar un rato, a los mayores sentaditos en las escaleras de cualquier templo… De allí nos traemos un grandísimo recuerdo, imprescindible visitar Patan y su Durbar Square en una visita por Nepal.

Patan Nepal
Patan Nepal
Patan Nepal
Patan Nepal

De la Plaza Durbar decidimos patear un poco el resto de la ciudad sin un rumbo fijo, así que nos dirigimos hacia donde veíamos más gente. Atravesamos un enorme mercado, pasamos por sus pequeñas tiendas, vimos la vida más local sin un solo turista y cuando decidimos que ya era hora de regresar, preguntamos a unos chavales que nos dijeron que si seguíamos recto llegaríamos a donde salen los autobuses hacia Kathmandú.

Patan Nepal
Patan Nepal
Patan Nepal
Patan Nepal

Cuando llegamos a la caótica zona donde había muchos autobuses y vans, preguntamos a un señor y nos dijo que teníamos que coger una minivan que salía de la otra acera e iba hasta Kathmandú, cruzamos y como andábamos algo perdidos, el buen hombre cruzó y nos dijo cual era exactamente la furgo a la que había que subirse que ya estaba a punto de salir. Que amabilidad la de la gente de Nepal!! Allí nos montamos con otros 7 más como sardinas en lata sin saber donde nos dejaría aquel trasto y al rato nos pasó a cobrar, 20 rupias por cada uno. Vimos que iba parando cada poco y subía y bajaba gente, al final nos dejó en la zona donde salen las vans de Kathmandú, en Ratna Park, así que perfecto pues ahora queríamos coger otra van para llegar a Boudhanath.

Patan Nepal

Allí empezamos a preguntar a los de las vans que estan aparcados hasta que dimos con uno que iba a Boudha, a los 10 minutos salió, nos cobró otras míseras 20 rupias y a subir la cuesta hacia la estupa, calle principal llena de coches, atasco y muchas paradas. En la van coincidimos con un estudiante nepalí, y como él hablaba inglés no paró todo el viaje de preguntarnos cosas de nuestro viaje, de donde vivíamos, de contarnos sus cosas y de recomendarnos otros sitios que ver allí, además de avisarnos en la parada que nos teníamos que bajar. Él y las señoras que iban en la microvan con nosotros, pero que como no hablaban inglés solo nos sonreían todo el rato y le preguntaban a veces al chico cosas de nosotros. Nos despedimos de esta buena gente y a ver la estupa!!

Boudhanath

Patan Nepal
Patan Nepal

Para entrar a Boudhanath, si quieres evitar pagar puedes rodear la estupa e intentar probar suerte que en alguno de los callejones de las demás entradas no haya nadie y puedas evitar su ticket. Si no, la entrada son 250 rupias. Una vez dentro, lo primero que hicimos, después de asombrarnos con el tamaño y la preciosidad de Boudhanath fue buscar un sitio para comer, pues era ya tardísimo y nos moríamos de hambre. Casi todos los restaurantes de allí tienen vistas desde sus terrazas a la estupa, y de precios son algo más caros que la media al estar en un sitio turístico. Nosotros encontramos La Casita de Boudhanath, un local español en medio de Nepal, con unas vistas increíbles y productos occidentales, tales como chorizo, tortilla de patata, croquetas, jamón serrano… Nosotros nos pedimos unos spaguettis cada uno, que teníamos antojo de pasta y disfrutamos del servicio, de la comida y de las vistas. Los 2 platos más las bebidas fueron 1060 rupias.

Boudhanath  Nepal
Boudhanath Nepal
Boudhanath Nepal

De Boudha poco que añadir, es increíble, una de las estupa budistas más grandes y más sagradas, Patrimonio de la Humanidad y con un maravilloso ambiente, una especie de pequeño Tíbet. ¡Imprescindible!

Boudhanath Nepal
Boudhanath Nepal

Al salir, pensamos en seguir subiendo y subiendo para llegar al famoso Monasterio de Kopan, pero al rato de andar nos dimos cuenta que iba a estar bastaaante lejos, que ya era algo tarde y que la mejor idea iba a ser coger un taxi. Al estar ya apartados de la zona turística casi no pasaba ninguno, y cuando por fin pasó uno por nuestra calle lo paramos y nos subimos con él por 220 rupias haciendo algunas paradas en el camino para aprecia KTM desde lo alto.

Nepal
Nepal
 Nepal

Y cuando llegamos recibimos una dura noticia… ¡estaba cerrado! Resulta que estaban haciendo un curso de meditación y que hasta dentro de 3 horas no podríamos pasar. No íbamos a quedarnos 3h allí arriba sin nada más que hacer, y bajar andando hasta la Durbar de KTM iba a suponer un par de horas, así que negociamos con el taxista, el cual se supo aprovechar bien de la situación. Esperamos un poco a ver si venía otro y dejarle a él tirado, pero como no aparecía nadie nos volvimos con él por 400 rupias, casi el doble que la ida, aunque nos llevaba bastante más lejos y tuvo que atravesar medio Kathmandú, que tardamos una media hora en coche, lo cual nos vino bien también para conocer otras zonas, ya que a la velocidad a la que va, y como estábamos algo mosqueados con él, pues iba parando en sitios curiosos para que sacáramos fotos.

Nepal

Nos dejó en medio de Thamel y fuimos descendiendo para volver a ver todo el centro de Kathmandú, seguimos andando pasada la Durba y metiendonos por los callejones donde se celebran los mercados, que estaba ello hasta arriba de gente, de verdura, de colores. Y seguimos avanzando hasta el lago que hay en la zona de Ratna Park, donde se cogen las furgonetas.

Nepal
Nepal
Nepal
Nepal

Desde allí volvimos a subir toooodo Thamel arriba hasta nuestro Asmita, parando a cenar en el McDonalds que eteníamos a poco de casa. No, no es el McDonalds de las hamburguesas :P, aunque también tienen, es un restaurante en Thamel que tienen miles de platos de comida y a un precio ridículo. Nos pusimos las botas, comimos los 2 por 780 rupias un plato inmenso de momos, otro con 6 enormes spring roll, varios cestos de Plain Naan, dos platos de arroz y uno de pollo agridulce, además de una botella de agua y 2 cocacolas. De hecho nos tuvimos que dejar un poco porque no podíamos más.

Nepal

Y a casita a dormir, que estábamos bien cansados y al día siguiente tocaba hacer el Trek por el valle, el cuál no teníamos muy claro cómo ibamos a llegar ni qué íbamos a hacer. Lo único claro era que no íbamos a dormir en Kathmandú, así que le dejamos a Dharma las mochilas, ya que la siguiente noche volveríamos de nuevo.

Nepal

Haz clic aquí para ver nuestra siguiente etapa: “Nepal – India III: ruta por el valle de Kathmandu hasta Bhaktapur”.

Haz clic aquí para ver nuestra anterior etapa: “Nepal – India I: vuelo a Kathmandu, plaza Durbar y templo Swayambhunath”.

Haz clic aquí para ver todas nuestras fotos de Nepal

¡Compártelo!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 ideas sobre “Nepal – India II: Patan, Boudhanath y Kathmandu

  • Ainhoa

    Vaya fotos, wooow…. Sólo quería preguntaros, que yo me voy a principios de Febrero a Nepal, hace mucho frío? Para callejear en Patan o Kathmandu tenemos que llevar ropa de abrigo?
    Gracias,

    • Oscar (unavidadeviaje.com) Autor

      Sí que hacía fresquete. Mira las fotos y verás a todo el mundo con abrigo (es mitad de Febrero). Por la mañana y por la noche siempre con abrigo íbamos y luego durante el día pues según iba saliendo el sol íbamos perdiendo capas, y llegando incluso a estar en manga corta al mediodía. Así que mirar temperatura antes de iros pero meter un abrigo (si no también podéis comprar allí) ya que cuando no está el sol sí que hace frío. Recordando te diría que con el buen sol podíamos estar a unos 20-22º y sin sol sobre los 5-7º. Y en las guesthouse debajo de unas cuantas mantas para dormir jejej. ¡Saludos!