cetho

Indonesia VI: Solo, Candi Sukuh y Candi Cetho 2


Hoy era un día muy interesante, íbamos a ver los templos lejanos de Candi Sukuh y Candi Cetho que no son muy turísticos ni visitados por turistas occidentales, pero que tienen una pinta muy buena, entre montañas y colinas de arroz, además de una pequeña visita a Solo, la ciudad donde dormiríamos. Por eso, al levantarnos lo primero que hicimos fue ir a ver si se estaban cumpliendo las previsiones de diluvio universal para ese día, y de momento, nada de lluvia, perfecto.

solo indonesia

Bajamos a desayunar, pues en el Ostic te dejan tomar café, zumos, había un bollo muy rico, cereales y nos trajeron una tortilla. Nos lo tomamos, y al poco vino el conductor que habíamos contratado la noche anterior. Como esperábamos, nadie más venía en el tour, así que la excursión compartida se convirtió en excursión privada. Eso sí, no iba solo el conductor, si no que iba acompañado de su hija de 14 años que aprovechó a venirse a ver los templos.

solo indonesia

Tuvimos mucha suerte con ellos, pues condujo muy tranquilo y bien y eran muy simpáticos. No hablaban mucho pero nos contaban todo cuando les preguntábamos algo, seguían el orden de las visitas que les íbamos diciendo, al igual que parar para comprar cosas de vez en cuando para comer o por los Indomarets.

solo indonesia

Lo primero que hicimos fue salir del caos del tráfico de Yogyakarta para poner rumbo a Surakarta, más conocida como Solo, donde fuimos a visitar el Keraton Kasunanan, el Palacio de los Reyes, al que llegamos 1 hora después de salir de Yogya.

Solo – Surakarta

solo indonesia

Pagamos los 20000 rps cada uno de entrada y entramos a visitarlo. Esta visita solo se puede hacer con guía. Lo bueno es que hablaba perfectamente en español y fue muy simpático enseñándonos todo y explicándose tranquilamente.

El palacio no es muy grande, aunque está lleno de objetos de valor de la pasada historia de Java, más interesante de lo que esperábamos.

solo indonesia

Nos contó muchas cosas de los reyes, de las diferencias de culturas, de las diferencias de religiones y su manera de convivir perfectamente y volvimos a nuestra cómodo y gran coche para comenzar la subida hacia los templos a través del monte Lawu.

solo indonesia

Candi Sukuh

El primer templo que visitamos fue el Candi Sukuh, al que llegamos tras hora y media, con mucho sol por cierto, lo cual nos vino genial, pues al estar más alto (900m), en teoría podría hacer frío por la zona en días malos o de lluvia.

candi sukuh
candi sukuh

Este templo hindú del S.XV tiene unos relieves alucinantes, y está relacionado principalmente con la sexualidad, aunque tiene muchas enigmáticas imágenes que no están claras del porqué y hay muchas y diferentes teorías al respecto.

candi sukuh

Lo vimos en solitario, lo cual le deja un aire más místico aún. Para entrar se paga 25000 rps por persona y te dan un pareo para taparte.

candi sukuh

Está formado por una pirámide principal, multitud de estatuas a sus lados, 3 tortugas enormes con la espalda plana como altares de sacrificios y una estatua de un hombre sin cabeza agarrándose el pene.

candi sukuh

En dirección a la montaña hay una formación de piedra y unas vistas geniales de Java. Además, por el pequeño recinto, hay muchas más estatuas y relieves, como la escena con los dioses.

candi sukuh
candi sukuh

Muy contentos con la visita de este pequeño y misterioso lugar, nos dirigimos más hacia la montaña, en dirección al otro templo, pero antes, no podemos resistir la tentación de pararnos en el camino a contemplar las maravillosas vistas sobre las terrazas de arroz.

candi sukuh
candi sukuh

Nos echamos varias fotos, incluidas con la simpatiquísima chica, y pusimos rumbo al Candi Cetho, que está a poco más de media hora, por cuestas muy muy muy empinadas, casi parecía que íbamos a volcar hacia atrás, como para subirlas andando o con un coche/moto sin potencia…

Candi Cetho

candi cetho

En este templo, pronunciado “Cheto”, se pagan también los 25000 rps y te dan el mismo pareo. También del S. XV pero ya a 1500m de altitud, es uno de los mejores templos que hemos visitado.

candi cetho

Tiene un aspecto mucho más parecido a los balineses, a pesar de ser javanés hinduista. La entrada protegida por los guardianes, subiendo unas escaleras y con unas vistas envidiables ya te deja sin palabras.

candi cetho
candi cetho

Desde allí se va andando hasta el final del templo, a través de otros 6 recintos, cada uno con sus “puertas aladas” y a los que se va subiendo y subiendo. Cuenta con varias estatuas, varios relieves y pequeños lugares de descanso.

candi cetho

Es más grande que el Candi Sukuh y aunque los relieves y las estatuas no son tan maravillosos, las vistas y la sensación de misticismo son incluso mayores. Este templo lo visitamos sin turistas occidentales, pero no vacío como el otro, ya que estuvimos con bastantes chavales indonesios, los cuales varias veces nos pidieron hacerse unas fotos con nosotros educadamente, como nos pasó en Borobudur y Prambanan.

candi cetho

Una vez visto y bien fotografiado este Candi Cetho, nos volvimos los 3 (nosotros 2 y la jovencita indonesa) al coche, paramos a comprar algunas tonterías de comer y pusimos rumbo a Solo, descendiendo el Monte Lewu y deshaciendo el camino.

candi cetho

La verdad es que teníamos contratado con él hasta la noche, pero como ya lo teníamos todo visto, preferimos volver y que nos dejara en nuestro hotel en Solo, para así dar una vuelta esa tarde por la ciudad y ver la estación de tren de donde partiría el día siguiente nuestra aventura hacia los volcanes. Les pagamos las 600.000 rps acordadas con la chica de Losari Tours la noche anterior, nos despedimos de ellos, se portaron de 10 y con la mochila al hotel.

solo indonesia

El hotel, el Twin Stars, estaba bastante bien, a 207.000 rps la doble con baño privado y desayuno incluido, habitación muy amplia, gente muy simpática, y lo que más nos interesaba a nosotros, a menos de 5 minutos andando de la estación de tren.

solo indonesia

Lo primero que hicimos después de pegarnos una buena ducha fue ir a la estación de tren a por los billetes. Los habíamos comprado online unos días antes de ir, y al comprarlos te dan un código. Para sacar los billetes vas a las maquinitas que hay en la estación y allí pones tu código con tu apellido y te salen impresos los billetes. Perfecto, pues no se tarda nada ni un minuto ni había ninguna cola, y sin embargo había una cola inmensa en la ventanilla para comprar billetes.

solo indonesia

Con el billete ya sacado y viendo que es muy pequeña la estación y que hay una pantalla donde te dice qué vía es la tuya, nos fuimos a dar una vuelta por los alrededores del hotel, a conocer un poco la ciudad por nuestro barrio.

solo indonesia

Callejones, tiendecillas, vida diario, ningún turista y un enorme centro comercial que nos encontramos de repente, al cual aprovechamos a dar una vuelta y ver sus cosas (y disfrutar de su aire acondicionado). Además nos compramos bolsas de patatas fritas, botellas de cocacolas, galletas, chucherías… para tener “entretenimiento” el día siguiente en el tren, por 52000 rps.

solo indonesia

Como no vimos ningún restaurante que nos llamase la atención, decidimos ir a cenar a nuestro hotel, que tenía unos precios realmente baratos, por lo que cuando se hizo de noche regresamos y nos pedimos unos spaguetthis, un sandwich club, 2 cocacolas y un plato que venían unos pocos nuggets, aros de cebolla, pequeñas brochetas… por 67000 rps. No eran los mejores pero no estaban mal.

solo indonesia

Y con esto acabó un gran día en el que habíamos conocido unos templos menos turísticos pero realmente alucinantes, nos habíamos apartado un poco de la ruta clásica del turismo y nos ahorrábamos madrugar una hora, pues al día siguiente partiremos a las 7.45, desde una estación al lado del hotel, mientras que de habernos quedado en Yogyakarta, tendríamos que haber cogido el mismo tren que sale a las 6.45 desde una estación bastante alejada de nuestro hotel, donde teníamos que haber ido en taxi. Y encima no nos había llovido, nos había hecho un tiempo envidiable, aunque seguían poniendo malísimo para el resto de días, pero ahora…a prepararnos para ir por los volcanes de Java!!!

Haz clic aquí para ver nuestra siguiente etapa: “Indonesia VI: nos vamos al volcán Bromo”.

Haz clic aquí para ver nuestra anterior etapa: “Indonesia V: Borobudur y Prambanan”.

¡Compártelo!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Indonesia VI: Solo, Candi Sukuh y Candi Cetho